Aceite esencial de lavanda  

Propiedades y Beneficios para tu salud

Nombre científico: Lavandula angustifolia.
Método común de extracción: Destilado a vapor.
Partes usadas generalmente: Hojas, flores, brotes
Color: Claro con un matiz de amarillo

Descripción aromática: El aceite de lavanda es fresco, dulce, floral, herbáceo y en algunas ocasiones ligeramente afrutado. Puede ser ligeramente alcanforado.

Descripción e historia

La lavanda (Lavandula angustifolia, Lavandula officinalis) es original del Mediterráneo. Florece por toda Europa desde que los romanos la introdujeron en Gran Bretaña y en otros países del Norte de Europa, pero la mejor lavanda todavía se obtiene de su lugar original: el Mediterráneo. La lavanda de mejor calidad crece en altitudes entre de los 700 y 1,400 metros.

El nombre de la planta se deriva del latín “lavere”, que significa lavar. Esto se debe probablemente a su uso para lavar heridas, aunque también se ha utilizado ampliamente en baños personales.

La lavanda se ha utilizado de forma continua durante miles de años, ya sea como aceite esencial, flores secas o tal como se encuentra en la naturaleza. Algunas de las plantas medicinales conocidas por civilizaciones antiguas fueron cayendo en desuso solo para ser ‘redescubiertas’ en años recientes, la lavanda nunca ha perdido su popularidad. El aceite esencial de lavanda es uno de los pocos que todavía se puede comprar en farmacias .

Usos

Para nuestra salud

  • Acción relajante. El aceite esencial lavanda actúa como sedante. De hecho, este uso se conoce desde hace siglos y ya era aprovechado por el Imperio Romano. Con ello conseguían evitar la depresión y los problemas para dormir.

  • Es un gran antiséptico. Actúa eficazmente contra microorganismos bacterianos y fúngicos. 

  • Antiinflamatorio. Contrarresta los efectos de la inflamación, así como del dolor muscular.

  • Combate problemas dérmicos tales como el acné o la psoriasis. También ayuda a regenerar la dermis después de quemaduras, ya que activa el metabolismo celular. Otras recomendaciones de dermatólogos es su uso para paliar los síntomas de la dermatitis. Hoy en día esta enfermedad es una incógnita para el mundo científico, ya que cuesta explicar por qué puede afectar tanto sobre el estado emocional del paciente. Al parecer, el aceite esencial de lavanda tiene un buen efecto sobre todas las afecciones mencionadas, actuando como calmante.

Para nuestra piel

El aceite esencial de lavanda no solo es beneficioso para nuestra salud, sino también para nuestras rutinas de belleza. Es muy parecido al aceite de almendras dulces, con la diferencia de que no es únicamente un aceite vegetal, sino esencial. Además, presenta otras propiedades para el cabello y la piel.

  • Previene la formación de arrugas. Lógicamente ningún cosmético va a terminar con las arrugas definitivamente, pero sí es cierto que existen diferentes tipos de ingredientes cosméticos, unos más eficientes que otros, y el aceite esencial de lavanda es uno de los mejores que puedes encontrar. La razón de que sea un buen preventor de los signos de la edad es que tiene una capacidad regeneradora que no posee ningún otro aceite esencial.

  • Activa el metabolismo de los tejidos. Igual que se aplica con las quemaduras, también es útil en tratamientos de belleza natural. La lavanda contribuye en la regeneración activa del tejido para mantener la piel lo más joven posible.

  • Aporta un extra de hidratación. El agua es esencial para que una célula se mantenga sana, ya que interviene prácticamente en todas las rutas metabólicas esenciales.

0

© 2018 Green Harmony todos los derechos reservados.

  • Llamar